top of page
  • Foto del escritorMª Ángeles Arquero Pardo

Cómo lograr unas vacaciones auténticas

Actualizado: 18 ago 2023



Cómo no olvidarte de ti en tus vacaciones, o en las vacaciones familiares. Es decir, si dispones de tiempo de vacaciones, cómo aprovecharlo también para cuidarte y no quedar extenuada en el intento. Y si no lo tienes, si los demás se lo toman, ¿por qué tu no?


Cuando pensamos en vacaciones, la imagen que nos asalta es la de un paisaje con algún tipo de agua, sombrilla y un primer plano con una bebida fresca en la mano. Estampa que te hará sentir libre y relajada. Pero tus vacaciones reales ¿ cómo son? ¿ cuánto tiempo de descanso tienes? ¿te sientes relajada y libre?


Las vacaciones se definen como el periodo de tiempo en el que descansas de un trabajo remunerado, o de una labor que te ocupa sin cobrar por ella, como estudiar, el trabajo doméstico y cuidar de personas a tu cargo.


La realidad es que muchas mujeres trabajan todo el año sin remunerar, en tareas domésticas cuidados de hij@s y otras personas que las necesitan. Y muchas otras realizan doble jornada, fuera y dentro de casa.




Hay mujeres que dedican sus vacaciones a cuidar de seres queridos dependientes, porque el resto del año no pueden debido a su trabajo remunerado. Y otras que no tienen descanso porque los cuidan todo el año.


La norma social es tomar vacaciones para descansar un mes, o unas semanas, del trabajo del resto del año. Pero para muchas mujeres esto es un estereotipo de vacaciones idealista. La mayoría cambiamos un trabajo remunerado por otro no remunerado. Incluso cuando hay reparto de tareas y responsabilidades en la familia, aun somos las encargadas de hacer limpiezas y reformas de la casa a fondo, dirigirlas o revisar a los profesionales que las realizan, acompañar a mayores y luego a nietos, etc.


¿Cómo procurarte tus vacaciones?

1º Si no tienes vacaciones, tómatelas. ¿Cómo? Como puedas. Esto es un gran desafío para muchas que nos sentimos imprescindibles. Haz lo posible, si no dispones de un mes, toma unas semanas o unos días, … o incluso, unas horas al día!. Si vives sola, gestiona tu tiempo, haz algo excepcional, sal de la rutina.

2º Aléjate y toma distancia de tu escenario habitual. Todo lo lejos que puedas. Desde un parque periurbano, un día de piscina, hasta un viaje a la medida de tus posibilidades. ¿Por qué? La distancia te da perspectiva, descanso, cambian tus emociones, se estimula tu cerebro, te puedes ver mejor a ti y a tu escenario habitual para valorar y evaluar de forma más objetiva tu vida.


3º Define un horario para ti. Te recomiendo que sea lo primero que hagas en la mañana, porque si empiezas con la casa y otras responsabilidades externas que tienen que ver con los demás, esta rutina no tiene fin... cuando acabas, estas agotada. Entonces lo fácil es dejarse llevar por la evasión y compensación rápida: alcohol, azúcar y colgarse de una pantalla, para evadirte a otra aventura más estimulante que tu vida.




4ª Haz una lista de gustos, necesidades y deseos no incluidos en tu vida cotidiana. Ordénala por prioridades. Ejemplos: bailar, cuidado facial, escribir, nadar, leer, pintar, meditar, pasear, cantar, contemplar, mejorar tu alimentación, etc.

Aquí te dejo una Meditación que te puede ayudar a definir tus necesidades de una forma más profunda. Pincha en la imagen.



5º Elabora una Rutina vacacional de una o mas actividades de las anteriores y concreta el horario y los días para realizarlas, tanto si sales de viaje como si las vacaciones serán en casa. Si no, no lo harás. No te sobre exijas, se realista. Pero recuerda que lo haces por ti y que te costará romper inercias de auto olvido. Así que ponte alarmas recordatorio. Vacaciones, no significa no hacer nada, aunque puedes darte tiempo para no hacer. Si te observas, este tiempo es fácil que sea secuestrado por malos hábitos. Si no lo usas para algo que tú decides, pronto el teléfono móvil habrá secuestrado tu atención y otros usarán tu energía en sus propósitos.


Usa tus vacaciones para atenderte y cuidarte más y mejor, no para evadirte y compensar el descuido.

Si no te das descanso, tiempo para escucharte, espacio para las cosas que deseas hacer, llegas al agotamiento, se traduce en mal humor, en amargura y reproches a quienes te rodean. Así como en ataques de bulimia o deseos de relajarte con alcohol. Esto no es cuidarte. Es maltratarte.


Si te cuesta hacer cosas sola, o vives sola y rechazas esta situación, o renuncias a tus deseos por no sentirte sola, para ayudarte te dejo mi lista de podcast. Pincha en la imagen para acceder:

Te ayudará e inspirará si decides salir a pasear, viajar, o cualquier iniciativa en soledad. A las mujeres nos cuesta esto porque nos fusionamos emocionalmente con los demás. Es una cualidad que nos permite cuidar mejor a otros, pero que nos dificulta cuidar de nosotras mismas.


Para realzar tu belleza natural en vacaciones: Mascarilla revitalizante anti manchas


Como uno de mis recursos es la cosmética holística, te dejo una receta de cuidado facial.


Busca una flor o planta que te llame de tu entorno. Esa será la que necesitas para equilibrarte. En verano es facil encontrar, jazmines, romero, pacíficos...


Si no tienes plantas a tu alcance, usa una bolsa de infusión de manzanilla, cola de caballo, o salvia.

Haz una infusión en frío si son flores frescas, dejándola durante la noche en agua de la mejor calidad que dispongas. En caliente, si son bolsas de infusión. La cuelas y usas 1 cucharada sopera para la mascarilla que además tendrá:


1 cucharada de yogurt

1 cucharada de patata rayada

1 cucharada de leche o harina de arroz


Ponla en tu rostro hasta que se seque y retírala con agua.

Repítela durante una semana y tu cutis rejuvenecerá.



¿Te ha gustado esta entrada? Suscríbete a mi Blog para recibir consejos de autocuidados.


¿Quieres Consulta psicológica conmigo? Solicita mi Consulta presencial u online.

¿Te interesa aprender a hacer tu cosmética holística conmigo? Pincha aquí.

40 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page