• Mª Ángeles Arquero Pardo

Para abrirte el camino: Decreta.

Actualizado: 25 ene



Vamos con el tercer recurso para garantizar que éste sea tu mejor año. Decretar es usar la palabra para manifestar tu realidad. La palabra tiene poder, ¿te diste cuenta?. Lo haces por defecto, de forma inconsciente. Escúchate en tu forma de hablar, tu narrativa habitual y verás cómo recreas tu vida con las mismas frases, quejas o justificaciones.


Desde muy joven comencé a explorar los efectos de lo que digo sobre mi misma y sobre el mundo, inspirada por Louise L. Hay. Más tardé esto se corrobora con investigaciones y hoy ya forma parte de la PNL (Programación Neurolinguística). Robert Dilts exploró el impacto que el lenguaje tiene sobre nuestra experiencia, para modelar nuestras percepciones y actitudes acerca de nuestro propio comportamiento y del mundo que nos rodea. Ambos autores, escribieron sendos libros llamados "El poder de la Palabra". Te animo a que pruebes a decretar cambios en tu vida a través del lenguaje, de la manera que aquí voy a contarte.


Para que este año no sea uno más, repitiendo bucles o rutinas y dejes de sentirte aburrida o estresada, debes decidir en qué aspectos de tu vida deseas cambiar o crecer y usar los Decretos como un gran recurso para lograrlo. Esto significa tener una actitud de superación, expansión, aprendizaje mientras estés viva. Es frecuente comenzar el año con propósitos que se abandonan conforme avanzan las semanas, por falta de fidelidad a ti misma, por comodidad, o por falta de conocimiento de cómo hacer tu Plan de crecimiento personal. (Asunto para el que puedes contar conmigo, pinchando en la cursiva).

Decirte poderosas afirmaciones desde primera hora del día es uno de los mejores recursos para mantenerte fiel a tus propósitos y superarte cada día. Te pueden ayudar para :

  • confiar más en ti misma,

  • mejorar tu salud,

  • cambiar tu imagen,

  • avanzar en una relación difícil,

  • dar lo mejor de ti en casa o en trabajo,

  • alcanzar cualquiera de tus objetivos.

Afirma con propósito.

Tienes que tener claro tu objetivo. Requiere reconocer tu punto de partida: "así estoy o me siento" y preguntarte... "¿como me gustaría estar o a dónde llegar?". Si no tienes un deseo definido o meta formulada, atiende a tu dolor físico o emocional. Tu conflicto actual, te señala dónde están tus limites, tu punto de partida. Puedes decidir atravesarlo y abrirte al cambio, definiendo una meta, entonces crecerás. Nos resistimos al cambio, de forma inconsciente, para protegernos, por instinto de supervivencia. Tendemos a negar, evitar, o huir de lo que supone atravesar un límite. Son las respuestas automáticas naturales. Pero la vida lo intensifica y te empuja antes o después a crecer y superarte. (Te acompaño a definir tu propósito y objetivos acompañándote en la elaboración de tu Plan Personal).



El problema es que nadie te ha enseñado a elegir desde la alegría, la autoafirmación, la salud, la abundancia, o lo que es lo mismo, a mantener una relación consciente contigo misma. Repetimos una y otra vez los mismos pensamientos, las mismas emociones, los mismos comportamientos de forma automática. Es tu subconsciente el que controla más de un 95% de todo lo que haces, sientes y piensas en tu día a día. Vas a la deriva creyendo que todo sucede porque sí y no hay forma de cambiarlo. Esto no es cierto! Tú puedes aceptar, reforzar o transformar lo que sucede. Lo que ocurre es que cuando actúas de forma pasiva y no das una “orden” clara sobre qué hacer con un pensamiento limitante se produce un efecto bucle donde parece que eres arrasada por las circunstancias. En ocasiones, cuando vemos el efecto acumulado en forma de ‘un problema’, tomamos decisiones internas diferentes y entonces vemos una transformación. Entonces liberas creencias y las cambias por otras más positivas que te generan un mayor bienestar. Conectas con la energía de la vida, con el libre albedrío y eliges otra información dentro de las infinitas posibilidades que ofrece la existencia. Esto se produce la mayoría de las veces cuando el dolor y el sufrimiento es tan grande que te obliga a parar, a tomar decisiones diferentes a las habituales y entonces, se genera un cambio evidente en tu vida. Pero puedes amigarte con el cambio, decretando:



Puedes usar la practica de afirmaciones diarias en muchos asuntos de tu vida, ahí donde quieras avanzar, para trascender limitaciones relacionadas con la salud, el trabajo, las relaciones, el aprendizaje, etc. Por ejemplo, algo que te preocupa en la madurez, son los signos de envejecimiento. Uno de los factores que afectan al envejecimiento es la acumulación de creencias limitantes, sobre lo que se puede y no se puede hacer, o esperar que ocurra con determinada edad, y esto genera expectativas de achaques, dolores, arrugas, canas, flacidez y múltiples limitaciones que se van expresando, y afectan a tus decisiones de hacer o no hacer cosas. Para darte cuenta de cómo la realidad es cambiante y que puedes actualizar las creencias sobre la edad, puedes constatar cómo hace dos generaciones las personas con una edad hacían cosas muy diferentes a las de ahora y su imagen se veía más deteriorada. Lo mismo puedes aplicar a otros procesos naturales como la menopausia. Si esperas que te incomode y limite, así será, y si ya es una realidad que sucede, puedes enfocarte en crear otra realidad, pues para muchas mujeres es real que es una etapa de plenitud: la plenopausia. También puedes crearla para ti!

Tú puedes activar un proceso consciente para liberar y actualizar las creencias, es decir la información que no está alineada con tus deseos sobre cómo deseas experimentarte física, mental y emocionalmente en tu vida. Y una de las formas de hacerlo es con los Decretos o afirmaciones conscientes. Las afirmaciones conscientes te dan enfoque y te empoderan, te hacen sentir más capaz y segura de ti misma tras pronunciarlas cada día. Puedes elaborar las tuyas a medida, o adoptar algunos de los ejemplos. Recuerda, definir previamente:

  • objetivos que quieras conseguir,

  • creencias limitantes que quieras neutralizar relacionadas con ellos,

  • hábitos que quieras cambiar o instaurar para conseguirlos.


Formula siempre en presente y en positivo. Aunque aún no sea real la afirmación, para tu inconsciente no existe el tiempo. No uses un "no", afirma siempre. Veamos ejemplos inspiradores.


Para aumentar tu autoestima


2. Me perdono por mis errores y limitaciones.

3. Soy un ser único y valioso.

4. Hoy soy más sabia y más bella.

5. Me siento plena y radiante.

6. Agradezco cada error como oportunidad.

7. Soy genial tal y como soy.

8. Me siento agradecida por todo lo que tengo y soy.

9. Puedo hacer cualquier cosa que me proponga.

Para mejorar tu salud y belleza



1. Hoy elijo el camino de la salud y me cuido con amor.

2. Mi piel se regenera y luce cada día más bella.

3. Me siento más fuerte y ágil.

4. Atiendo a mi cuerpo con cariño y placer.

5. Mi memoria, vista, (lo que tu quieras mejorar), hoy mejora.

6. Mi cuerpo sana y se regenera.

7. Elijo alimentos nutritivos y saludables.

8. Suelto los kilos que me sobran.


Para afrontar los desafíos


2. Afronto con calma las dificultades.

3. Hoy doy lo mejor de mi misma.

4. Hoy suelto, confiada, lo que no esta en mi mano hacer.

5. Invoco sabiduría y enfoque durante este día.

6. Soy capaz.

7. Mi mente está clara, lúcida y preparada.

8. Hoy el éxito me acompaña.

9. Puedo hacer cosas difíciles.


Para mejorar tus relaciones

2. Alimento relaciones que me tratan con cuidado y respeto.

3. Atraigo personas que me ayudan a crecer y madurar.

4. Doy gracias por esta relación.

5. Perdono, me perdono y pido disculpas.

7. Hoy mejoro la comunicación con…

8. Me muestro tal y como soy.

Para alinearte con tu propósito y avanzar en tus objetivos


2. Estoy abierta a oportunidades nuevas y emocionantes.

3. Soy merecedora de prosperidad y abundancia en mi vida.

4. Hoy elijo la felicidad y doy gracias al miedo.

5. Hoy me comprometo a realizar una acción que me acerque más a mis objetivos.

7. Soy la arquitecta de mi vida.

8. Me abro a la inspiración y al entusiasmo.

9. Hoy elijo estar enfocada.

10. Mi tiempo es valioso y lo uso a consciencia.

11. Hoy soy fiel a mi agenda.

¿Cómo notarás los cambios?


Para evaluar el progreso realizado usando estas afirmaciones, primero necesitas determinar qué es lo que deseas que cambie: Define tus objetivos. Una vez que tengas claro qué aspecto deseas cambiar o alcanzar, será más fácil evaluar tu experiencia al finalizar el día. Por ejemplo, si deseas sentirte más segura o motivada, o con menos miedo, escribe cómo te sentiste ese día, o puedes calificar la seguridad que sentiste en una escala del 1-10. Haz esta evaluación durante 30 días y percibe si notas alguna diferencia. Si no, sólo necesites elaborar una afirmación que resuene más contigo.


¿Cómo funcionan para alcanzar tus metas?


Al poner en práctica el uso de estas afirmaciones durante la mañana como forma de alcanzar ciertos objetivos, estás involucrando a tu subconsciente a enfocarse en esa cosa precisa que deseas. Así que, por ejemplo, digamos que tu meta es publicar un libro o perder unos kilos, o aprender a bailar, cambiar un mal hábito o encontrar empleo. Creas un "mantra" específico y personalizado como: “publico mi libro a final del verano”, o “pierdo 1 kg esta semana”. Y repites esta afirmación cada mañana usando cualquiera de los métodos que te cuento ahora más abajo. Ahora bien, ¿sólo el hecho de decir esta declaración poderosa te hace perder unos kilos? Claro que no, pero lo que sí hace son estas dos cosas:


1. Repetir estas afirmaciones hace que se vuelva una meta prioritaria.

Quizás hayas tenido esta meta rondándote durante un tiempo, pero no hayas podido materializarla porque siempre parecía estar en segundo plano, o por tu inseguridad al respecto, o por la inercia de un mal hábito. Sin embargo, si usas una afirmación consciente específica para alcanzar tu meta, te será mucho más fácil. Al tenerlo más presente, te empezará a incomodar en caso de que no hagas nada al respecto. Tu cerebro te estará constantemente recordando que esto es lo que quieres y a lo que te has comprometido. Por tanto te facilitará la acción y el compromiso.

2. Encontrarás el tiempo, el dinero, o cualquier cosa que necesites para alcanzar tu objetivo. Empezarás a percibir personas y recursos que antes no veías. Cuando usas estas afirmaciones matutinas para establecer tus propias metas, estás reprogramando tu subconsciente para que se enfoque en aquello que quieres. Así que si tu cerebro está inconscientemente pensando sobre escribir un libro, quizás de pronto te acuerdes de que alguien da un taller de escritura, o veas un anuncio sobre un curso de autoedición. No sólo percibirás estos recursos, sino que tomarás medidas y darás pasos hacia tu objetivo.


¿Cuándo usar estos “mantras” conscientes?


Usa tus afirmaciones matutinas justo cuando te despiertes. Sueles despertarte y los primeros pensamientos que te vienen a la cabeza son: " que cansada estoy" o “no me quiero levantar”, "que pena de vida" , ¡cambia eso! Cuando te despiertas con esos pensamientos de escasez, te acompañan todo el día. Desde que abras los ojos, repite tu mantra escogido al menos 10 veces. ¡Pon una tarjeta o post-it junto o frente a tu cama!


Introdúcelas en tu rutina matinal.

Tener unos rituales en la mañana es clave para hacerte sentir fuerte, poderosa, motivada y afortunada cada día. Di tus decretos mientras sales a caminar o a correr, empieza así tu meditación o escríbelos en tu diario.


Declara estas afirmaciones frente al espejo por la mañana.

Pégalas junto al mismo hasta que las aprendas.

Decirte estas declaraciones frente al espejo durante 3-5 minutos cada día es muy impactante. Haz contacto visual contigo misma. Si te resulta demasiado desafiante o te hace sentir demasiado vulnerable mirarte a los ojos y decirte estas declaraciones, ve poco a poco, unos segundos, o haz frases menos impactantes, hasta que te vayas sintiendo algo mejor.


Repítelas de camino al trabajo.

Puedes repetirlas en voz alta en el coche o decirlas para tus adentros en el tren o el bus. Puedes incluso grabarte a ti misma diciendo estos mantras y reproducirlos mientras caminas, vas en bici o esperas en la estación de tren/ autobús. Si trabajas desde casa, simplemente dilas mientras camines hacia tu sala de trabajo.


Combina las afirmaciones de la mañana con las de la noche.

Te dejo una meditación nocturna que elaboré con algunas afirmaciones. Pero ya sabes que puedes preparar las tuyas personalizadas con tus objetivos. Antes de dormir, la reprogramación es más eficaz porque vas a comunicarte con tu subconsciente durante el sueño, con las intenciones que hayas expresado.


Si tras practicar los Decretos, hay asuntos conflictivos repetitivos en tu vida, usa la “Derivación nocturna”. Consiste en afirmar antes de dormir: "integro y actualizo mi percepción de “tal asunto”. Lograrás un avance respecto de tu forma de verlo. Sirve para ir más allá de la dualidad en la que nos movemos en la experiencia cotidiana, reconociendo que tu conciencia crea tanto lo agradable como lo desagradable, porque quiere explorarlo todo. Y no olvides que cuentas conmigo como Terapeuta para profundizar y clarificar.


Si quieres que te acompañe para que te sea más fácil elaborar tu Plan de crecimiento personal para este año, PINCHA AQUÍ. (Lo harás durante una semana, con un ejercicio diario).


Si te interesa tu crecimiento personal, salud y belleza, suscríbete para recibir mis artículos, y además un AUDIOREGALO de bienvenida, para alinearte con tu mejor futuro.

SÍ, QUIERO SUSCRIBIRME!


Y por último, lee los dos artículos anteriores de mi blog, si no lo hiciste, porque te hablo de 3 recursos en total, para afrontar los retos y recibir los regalos que ya te está trayendo el 2022! ¿Te gustaron?



#decretospoderosos

#decretaparaalcanzartusobjetivos

#afirmacionesconscientes

#afirmacionesmatutinas

#reprogramatucerebro

#planpersonal2022

#meditacionparadormirconafirmaciones

#meditacionsueñoreparador

75 visualizaciones