• Mª Ángeles Arquero Pardo

Crisis de madurez: Hacia la mujer del futuro.

Actualizado: 7 de feb de 2020

A estas alturas de la vida seguro que no es la primera crisis que atraviesas, y sin duda que tienes alguna experiencia en ellas.

A poco que lo reflexiones o si ya has leído sobre le tema, no te será nueva la idea de ver tu estado de crisis como una oportunidad. En esta perspectiva, se basa mi desarrollo. Para ello voy a ayudarte a comprender qué es una crisis existencial, cómo evoluciona y cómo podemos acompañarla, facilitarla y celebrarla incluso! viendo especificidades de la versión específica de la crisis de madurez en la mujer. Pero esto nos ocupará más de una entrada del blog.


Decirte que mis referentes a nivel conceptual parten de la biología, en concreto el paradigma de la Nueva Medicina Germánica del Dr Hamer y sus 5 leyes biológicas, y de la Teoría Sistémica, en la que individuo y contexto están vinculados. Así mismo compartiré contigo mi experiencia en el manejo de los síntomas emocionales, mentales y físicos, a través de la Medicina natural y prácticas de hábitos de vida saludables, en sucesivas publicaciones.

La crisis existencial es un periodo más o menos largo, de un estado de paso por procesos biológicos, con vivencias diversas, entre las que están la angustia y preocupación. Nos lleva en su fase inicial a HACERNOS PREGUNTAS ABSTRACTAS sobre el SENTIDO DE LA VIDA, a dejar de hacer planes de futuro, a retirarse de la vida concreta y de las relaciones habituales y a vivir los problemas no urgentes de forma más desapegada. En su fase de desenlace hacemos ensayos y pasamos a la ACCIÓN. Dependiendo del ajuste entre nuestras expectativas y el resultado obtenido, si hay frustración, puede volver a derivar en un proceso de abstracción y en la medida que conseguimos el éxito esperado, avanzamos en un mayor desarrollo hacia lo concreto.


EXPRESIONES DE LA CRISIS

Comienza con una alarma a nivel emocional, un "atención peligro", que puede provocarnos una respuesta de "ataque o de huida". Hay miedo y desvalorización pero puede expresarse de formas energéticas opuestas: con pena/ depresión, o con ira/ enfado. En la pena, rumiamos pasado, nostalgia de etapas mejores de nuestra vida, decepcionadas de que nuestras expectativas de vida no se han cumplido. En la vivencia de ira hay un enfado que tiende a arremeter contra quien hay en el contexto, las personas con quien convivimos, pero que es un indicador de que hay energía disponible para pasar a la acción.

En el nivel mental, nos sentirnos confusas, abstractas, con dificultad de pensar, con fallos en la memoria, en esta versión nos volvemos místicas y reflexivas, introvertidas. En otra fase, puede activarse la mente y ponernos obsesivas buscando soluciones o respuestas concretas. En cuanto a la conducta, también tiene expresión dual; lo mismo no nos podemos mover del sofá y no queremos levantarnos de la cama cada mañana, con miedo visceral, con pena de causa no identificada, o rumiando "pobre de mí", que puede darse una activación, un cambio en la conducta, y andamos como locas corriendo de aquí para allá haciendo mil cosas y dándonos golpes por las esquinas de los muebles. Así también, podemos volvernos charlatanas y extrovertidas hablando del tema que nos preocupa todo el día.

Y cómo es posible esta expresión tan dispar? Pues no me extrañaría que tú ya viviste esta experiencias de alguna manera. Esto puede sucedernos a la misma persona, sí. ¿Un trastorno bipolar?. NO, se trata de las diferentes fases de la evolución de un proceso que es biológico, natural y cíclico y que tiene que ver con las hormonas incluso aunque ya estemos en la menopausia.

Tengo mucho que contarte. Estamos programadas con la experiencia de miles de años de evolución para poder adaptarnos a los desafíos del contexto. Y cada fase tiene una función, que te iré desvelando mas adelante.


CAUSA DESENCADENANTE DE LA CRISIS: Pérdida de referencias.

El comienzo de todo, si lo miramos desde una perspectiva lineal, (causa y efecto) es la pérdida de referencias concretas: seres queridos, la ocupación que te da tu identidad, o tu casa, barrio, ciudad. Esta pérdida es el shock que desencadena la activación de uno o varios programas biológicos. Y éstos son los responsables de cómo te sientes, piensas, y te comportas. Estos programas son una sucesión de respuestas fisiológicas, conductuales, emocionales y mentales, inconscientes y automáticas, previstas para adaptarse y sobrevivir al instante siguiente. Según sea de desafiante para cada cual los cambios en su contexto, es decir, la intensidad del shock recibido y la duración, tendrán diferentes expresiones en la biología y la conducta. Según el estado basal de la persona, en cuanto a nivel hormonal y sus conflictos previos, también variará la vivencia y el comportamiento.


Qué pérdidas de referencias tenemos las mujeres en la Crisis de madurez?



1. Cambios relacionales:

  • Hij@s que crecen y ya no necesitan, o no quieren, de nuestra presencia como antes, se van a estudiar fuera o se han emancipado.

  • Relaciones sostenedoras que entran en conflicto, o en duelo, por separación o por muerte: pareja, padres, abuel@s u otras figuras de referencia importantes, incluidas mascotas.

2. Cambios en el territorio que gestionamos :

  • Cambios de domicilio,ciudad o pais de residencia.

  • Cambios en el lugar o tipo empleo.

  • Nuevos miembros que llegan a tu domicilio o empleo: parejas de hij@s, nuestros mayores que ingresan a casa para cuidarlos, una mascota, un nuev@ jefe o compañer@ en el trabajo, se pueden vivir biológicamente como invasión en el territorio.

3. Consecuencias: Cambios en la vivencia y gestión de nuestro tiempo: Desorientación.

  • Quedarse sin empleo, dejar el empleo voluntariamente, volver a buscarlo tras periodo de crianza, jubilarse anticipadamente o en su momento, son cambios en el territorio que repercuten en la vivencia y gestión del tiempo.

  • Enfermedades o síntomas que condicionan la actividad habitual impidiéndola o transformándola.

  • Cambios relacionales, como separación de pareja, duelos por muerte de personas que cuidamos, o hij@s que crecen, nos dejan un gran vacío experiencial y mucho tiempo disponible hasta que decidimos qué hacer con el mismo.


Cuando suceden alguno de los cambios descritos anteriormente, la crisis existencial puede desencadenarse y los programas biológicos se activan para mantenerte a salvo y que te adaptes a lo nuevo.


FUNCIÓN DE LA CRISIS EXISTENCIAL: Crear nuevas referencias, expandir mi conciencia y desarrollar un nuevo potencial.

La crisis de madurez es una crisis de identidad, me vuelvo a preguntar quién soy y hacia dónde voy. Cuando me quedo sin mis referentes en el territorio y en las relaciones, necesito ordenar o crear nuevas referencias. Por eso surge interés por la espiritualidad o me hago preguntas abstractas, me vuelvo filósofa, meditativa, mientras doy un tiempo para que se integre el shock y se recuperen los referentes concretos. Para esto sirven los programas biológicos que se activan.

Uno de los programas más repetidos en nuestra vida, presente en las crisis, nada agradable por cierto, pero que tiene una función importante, es la desvalorización. Por muchos ejercicios y libros de autoestima que hayamos trabajado, vuelve a nosotras cada vez que me enfrento a algo nuevo. Te mostraré su sentido y coherencia biológica más adelante.

La crisis no acaba hasta que no se recuperan los referentes concretos que se perdieron o cambiaron en tu vida: trabajo, casa, relaciones... Al recuperarse éstos, podemos decir que la conciencia se expandió también. Que no soy la misma que era antes de pasar por la crisis, tengo más experiencia y aptitudes. Pero antes toca andar nuevos caminos, ponerte en marcha hacia lo que quieres actualizar o construir. Y es que las mujeres maduras de hoy tenemos una nueva vida por delante para reinventarnos más allá de los modelos, de los referentes del siglo XX y convertirnos en nuevas referentes, mujeres del siglo XXI .


UNA NUEVA MUJER ESTÁ NACIENDO.

Voy a concluir diciéndote que si te toca asumir un nuevo potencial en tu vida, una nueva versión, no dudes que los cambios en tu contexto van a llegar a modo de crisis. Y aquí es donde introduzco una mirada inversa. Es decir, el futuro viene a tu encuentro de la mano del shock o conflicto en tu realidad, para estimularte y desencadenar nuevas respuestas, que por ensayo y error, harán que poco a poco, aflore una nueva capacidad, cualidad, algo nuevo en tí, una nueva versión. La mujer del futuro es una mujer que sacó provecho a su crisis.


Para que des curso a tu Crisis de Madurez aprovechándola, te hago este regalo práctico y te invito a suscribirte a mi lista, si aún no lo hiciste. Así, iré compartiendo recursos útiles para tí en esta etapa de tu vida.


Pincha en éste enlace y recibe tu

AUDIOSESIÓN: LO MEJOR DE TÍ.


Puesto que estamos a principios de un nuevo año y a todas se nos acentúa la necesidad de concretar propósitos, más aún si estamos en crisis de madurez, te ofrezco una oportunidad de hacerlo de forma ordenada, estructurada y progresiva pinchando aquí para ver mi Servicio:


PROGRAMA “ENFOCADA Y ACTUALIZÁNDOME”






#crisis #madurez #mujer #reto #prosperidad

112 vistas